CNT, frente a los despidos y externalizaciones en El Español

Continúa la sangría en El Español. El digital de Pedro J. Ramírez ha externalizado sus servicios de redes sociales, que ha asumido Playground. Desde esta semana, la citada empresa es la encargada de gestionar los contenidos del periódico en redes sociales, de momento solo en Facebook. El movimiento ha implicado más despidos en el periódico.

Se trata de un nuevo y flagrante ejemplo de “alianza de medios”, un fenómeno acuñado por los gurús del sector, para quienes esto tiene implicaciones positivas. Todo lo contrario. Para la Sección de Prensa y Medios de Comunicación de CNT, estas “alianzas de medios” son en realidad una práctica que lo único que persigue es abaratar costes y precarizar el sector, como es el caso.

Esta externalización ha implicado el despido de más personal, reduciendo el departamento a una sola persona cuyas funciones serán las de trabajar como enlace con los responsables de redes de Playground. Así, la empresa editora de El Español ha transformado la cabecera en uno de los peores lugares en los que desarrollarse laboralmente. El ambiente de trabajo está enrarecido y el miedo llega mes a mes cuando los redactores son llamados, por una causa u otra, al despacho de los directivos.

En la actualidad, la plantilla de El Español no ha conseguido organizarse sindicalmente ante el temor y las amenazas de represalias, práctica habitual en el sector: en abril del año pasado la cabecera Vozpópuli fue condenada por atentar contra la libertad sindical cuando despidió a un profesional que preparaba eleccio-nes sindicales.

Es importante reseñar que de los 97 profesionales que comenzaron el proyecto, más de la mitad ya no están en él, bien por haber sido despedidos o bien porque se marcharon por su propio pie. Junto a ellos, otro número importante de profesionales, que se unió posteriormente, ha abandonado también el medio.

La Sección de Prensa y Medios de la Comunicación de la CNT manifiesta su solidaridad con la plantilla de El Español ante este panorama de precariedad y les ofrece todo el apoyo que necesiten.

Lo volveremos a decir: es necesario que los trabajadores y trabajadoras de la prensa tomen conciencia de la necesidad de unirnos para defender nuestros derechos e intereses y nuestros puestos de trabajo, que rompamos con los compartimentos estancos y el individualismo en que nos quieren encerrar y coordinemos luchas y esfuerzos para plantear una respuesta eficaz y unitaria en todo el sector.

About the Author

Deja un comentario

*

captcha *